viernes, 18 de octubre de 2013

La RYM en ÁMBITO FINANCIERO

La Ruta de la Yerba Mate está en los ámbitos financieros.. productivos, culturales, históricos, gastronómicos, tecnológicos, deportivos, ecológicos y también en el ámbito del placer!


¡Gracias Leandro por el acompañamiento permanente: en todos los Ámbitos!
Tus Amigos desde la 1ra. hora en la ARYM




Ámbito del Placer

Adrenalina, degustaciones y los mejores atractivos del Litoral
Un circuito donde el mate es protagonista

El recorrido de la Ruta de la Yerba Mate, por las provincias de Corrientes y Misiones, supera los mil kilómetros. Son seis circuitos que incluyen atractivos como las Cataratas del Iguazú y las Ruinas Jesuíticas. Aventura, gastronomía local y mucho más.
La región de las tierras coloradas, con sus abundantes cursos de agua y una tupida selva subtropical, atrae al turista por las imponentes Cataratas del Iguazú, las míticas Ruinas Jesuíticas y los Esteros del Iberá.

En tanto, el corazón del Litoral -abarca el norte de Corrientes y toda Misiones- propone descubrir una innovadora travesía cultural, gastronómica y productiva que tiene como protagonista al típico mate argentino.

emblema de la amistad

Al igual que el asado, el tango y el dulce de leche, este emblema de la amistad que acompaña horas de estudio, trabajo y extensas charlas familiares representa a la Argentina en el mundo.

Y para conocer cada uno de sus secretos, desde la semilla que da origen a las enormes plantaciones hasta el último envasado, es posible visitar un conjunto de establecimientos industriales y artesanales que muestran los trabajosos procesos que dan vida a esta "infusión nacional".

Declarada de interés cultural, la Ruta de la Yerba Mate incluye no sólo el ritual de tomar mate, sino también degustar los más variados platos que con este producto verde se pueden elaborar.

Desde helados, tortas y salsas que acompañan a los alimentos típicos de la región, como el pescado y la mandioca, hasta tentadoras variantes de verano, como suele ser el mate cocido frío o el tereré, que en lugar de llevar agua caliente se prepara generalmente con jugos cítricos.

propuesta biprovincial

El camino, que recorre unos mil kilómetros en total y constituye seis circuitos diferentes entre ambas provincias, ofrece una mirada múltiple sobre la yerba mate y un abanico de posibilidades: visitas guiadas, caminatas, paseos náuticos y actividades de trekking en plena selva.

En esta ruta el turista encontrará a los productores yerbateros, que muestran sus plantaciones y sus conocimientos sobre la cosecha y a las agroindustrias, que abren sus puertas para mostrar las formas de trabajo artesanal, orgánico e industrial.

En los restoranes, bares y confiterías existe un menú especial para degustar alguno de los 200 productos que se pueden elaborar a base de yerba mate.

Además, hay negocios temáticos, museos y galerías de arte; empresas de viajes y turismo especializadas, y alojamientos en antiguas estancias, eco-lodges, cabañas y hoteles de primera categoría.

circuitos y atractivos

La ruta lleva al viajero a transitar por diversos lugares de acuerdo con sus posibilidades y sus preferencias. Para facilitar el acceso y no perderse nada se sugiere seguir algunos de los circuitos alternativos especialmente diseñados para recorrer en dos o tres días.

La mayoría están en Misiones y se dividen en zona sur; Caraguatay, Monte Carlo, Eldorado, Victoria y Andresito; Oberá y Aristóbulo Del Valle; San Ignacio y Capioví; y Posadas y San Ignacio. Mientras, en Corrientes hay uno solo e incluye a las localidades de Colonia Unión, Colonia Liebig y Gobernador Virasoro.

Estos destinos permiten aprovechar otros atractivos naturales como los Esteros del Iberá, las Misiones Jesuíticas, las Cataratas del Iguazú, los Saltos de Moconá, el Parque Temático Cruz de Santa Ana y las imperdibles excursiones de pesca deportiva o turismo religioso

jueves, 17 de octubre de 2013

El Museo del Mate salió de Tigre y se pegó una vuelta por Misiones

..y se llevó Yerba de los socios, Agua de las Misiones, Stevia Dulce, nuevos productos con Yerba y todo el afecto de la Arym que será distribuido a los visitantes del estratégico enclave de la Ruta en B.A.!

Jorge Díaz, director del Museo del Mate de Tigre salió de Tigre y vino a visitar a sus amigos yerbateros con el objetivo de intensificar las positivas acciones que se desarrollan en el kilómetro cero (KM 0) de la Ruta de la Yerba Mate, esto es en Buenos Aires..

Jorge informó que están recibiendo + de 2000 visitas mensuales, en su mayoría son del extranjero.. todos toman o aprenden a tomar el MATE ARGENTINO con las Marcas de la ARYM, además de conocer la Colección + grande de Mates de (todo tipo y especie) del país.

En el lugar, se puede Matear, disfrutando del bello paisaje; sobre el Delta del Tigre, también se pueden probar Bebidas en base a Yerba Mate, Alfajores, Tortas de Yerba con Nuez Pecán, Budines, Bombones, Licores, y mucho más..

Se atiende todos los días, a niños, jóvenes y ancianos.. y a todos sin distinción: se les invita un rico Mate (a gusto, sea dulce o cimarrón) y si el visitante dispone de tiempo se proyecta “el film de la RYM”, “Le Maté” y otros que invitan a recorrer la tierra roja, las aguas grandes, la selva y los esteros…

Al Museo solo le falta el Mate de Plata del Bicentenario … del maestro platero Emilio Patarca. Este Mate representa la imagen de la República, el escudo nacional y la llama votiva..

Y entre todos haremos fuerza para que el Mate número 20 pueda llegar al socio de Tigre que representa a todos, como un embajador de la ARYM en Buenos Aires!

Y por qué no? otro Mate del Bicentenario, podría venir a las vitrinas de las Estancias, Museos y Establecimientos Yerbateros de Misiones y Corrientes..





Mate de Plata del Bicentenario

El Mate del Bicentenario, diseñado por el maestro platero Emilio Patarca. Será expuesto en el Museo de Arte Decorativo.

Es orfebre. Entre los muchos premios obtenidos en el país y en el extranjero, está el reconocimiento como Patrimonio Viviente de la Ciudad. Emilio Patarca acaba de presentar en el Museo de Motivos Argentinos José Hernández lo que estima su capo lavoro: el mate del Bicentenario.

Aunque viene recorriendo el camino de la plata a través de variadas obras, es en la platería criolla, con refinados objetos, donde alcanza los mayores aciertos. “Es cierto que Paraguay, Uruguay y el sur del Brasil tienen sus mates, pero sólo en la Argentina es representativo del patrimonio cultural. Hay mates de diferentes formas, tamaño y materiales. El de plata representa a las clases altas. En tiempos de la Colonia se tomaba mate en la sala, con pavas de hornillo; y las mulatas mantenían las brasas encendidas. A cualquier hora se podía pasar de visita y le daban la bienvenida con un mate caliente.

Estos antecedentes le dan valor de símbolo. Así nació el mate del Bicentenario que el año próximo se verá en el Museo Nacional de Arte Decorativo. El diseño respeta diversos signos históricos. La figura de la República está inspirada en los antiguos billetes de “moneda nacional de curso legal” de 5 pesos; y hermané el rostro clásico con el carácter indiano que le da fuerza. A eso se suman el escudo nacional y la antorcha votiva. El mate lleva la inscripción “1810-2010, Bicentenario de la Revolución de Mayo”, más el año de pertenencia dentro del total de 200 que se celebran: es una colección cerrada, no se repite ningún año.

Muchos me preguntan cuál es mi relación personal con el mate. El único secreto que me confió mi abuelo es el de echar el agua sobre la bombilla para que no se queme la yerba. Aparte de eso, nada especial. Pero no pasa una tarde sin que me prenda al mate. Eso sí, amargo y bien caliente.”

SOBRE EL MATE DEL BICENTENARIO

Pieza realizada en homenaje a los patriotas que en 1810 llevaron a cabo la Revolución de Mayo, primer paso en el movimiento de maduración cívica que se extendiera por toda Latinoamérica. A doscientos años de aquella gesta, el maestro orfebre Emilio Patarca nos entrega un objeto emblema de Argentina –el mate–, fundido, cincelado y burilado en plata, con detalles en oro. Pieza única, rehecha doscientas veces por sus manos artesanas, cada una de ellas con su respectivo año: 1810 – 2010, 1811 – 2010 y así sucesivamente.

En las costumbres familiares y sociales, el mate es un rito que se comparte y disfruta mejor en compañía. Y en el repertorio de objetos iconos, el mate de plata posee un valor que trasciende su uso. Los orfebres se deleitan con sus formas alcanzando su más alto vuelo artístico, al abordarlo cual una escultura, y así ha sucedido con la obra realizada por Patarca. Rico en símbolos, el Mate del Bicentenario posee un cuenco de líneas lisas y forma ovoide, con su boca sobreelevada; dicho recipiente descansa sobre la figura alegórica de La República esculpida y fundida con facciones aindiadas, una antorcha en su mano izquierda y la derecha utilizada para sostener su línea. Esta imagen, recuperada de un antiguo billete de Cinco Pesos, aparece sentada y a su lado, como si se descansara sobre un pergamino, luce soberbio el escudo nacional grabado y calado en una lámina de oro.

En la base, de diseño escaleriforme, se ha dibujado a buril la leyenda “1810 – 2010 – Bicentenario de la Revolución de Mayo”, con los punzones de autor y del título o ley de los metales utilizados.

El mate cuenta con su bombilla de plata de típico estilo criollo, ornamentada con soajes y una decoración lobular en la porción media.

La pieza se entrega en su estuche, realizado a medida para la obra, en otra ejecución de carácter artesanal.

Medidas del mate: Alto: 23 cm . Peso: 820 gramos .

Autor: Emilio Jorge Patarca (Buenos Aires, 1956), maestro orfebre con una exitosa trayectoria que supera las tres décadas en el oficio de los metales nobles. Patarca ha obtenido premios y reconocimientos a nivel nacional e internacional, y se han organizado con sus piezas exposiciones individuales en los museos Nacional de Arte Decorativo, de Motivos Populares Argentinos José Hernández y en el de Arte Hispanoamericano de Buenos Aires; en el Museo Killka, de Mendoza; en Estados Unidos, Italia, Japón y China, además de participar en innúmeras exposiciones colectivas. Sus obras integran colecciones públicas y particulares de Argentina, Perú, México, Estados Unidos de Norteamérica, Francia, España, Alemania, Holanda y Japón. En el año 2006 el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires lo declara “Artífice del Patrimonio de Buenos Aires” considerándolo parte de su “patrimonio viviente”.

En el último año, su taller fue seleccionado por la UNESCO y se le otorgó el Certificado a la excelencia en la calidad, y el Fondo Nacional de las Artes de Argentina lo distinguió con el premio “Cincuenta Aniversario F.N.A.”.

Junto a Emilio Patarca, participaron en el proyecto y ejecución del “Mate del Bicentenario” un notable conjunto de investigadores y técnicos. He aquí sus nombres y contribuciones: Héctor Lombera y Silvia Narváez (idea e investigación histórica); Moriyasu Kohakura (modelado de la escultura de La República ); Rubén Farina (fundidor); Daniel de Bernardi (grabador); Horacio Álvarez (asistencia en las labores de orfebrería); Manfred Schleper y Oscar Liehr (estampado y acuñación); Ricardo Stamboni (tornero) y Ramón Florentin (estuchista).

EL CENTENARIO

Los mates del Centenario fueron encargados a Alemania, son de porcelana y pueden verse hasta el 5 de julio en Museo de Arte Popular José Hernández.

El Mate del Bicentenario, diseñado por el maestro platero Emilio Patarca

Fuente: Clarin (www.clarin.com) y Manosart (www.manosart.com)

miércoles, 16 de octubre de 2013

La RYM tapa en TIEMPO ARGENTINO Sup. 7D

ESTA NOTA ESTÁ TENIENDO UN FUERTE IMPACTO NACIONAL E INTERNACIONAL y SE ESTÁ DIFUNDIENDO A TRAVÉS DE NUMEROSOS MEDIOS DE COMUNICACIONES.

GRACIAS POR ESTAR JUNTOS EN LA GRAN RUTA ARGENTINA!!
La ruta de la yerba mate
12.10.2013 | Diario Tiempo Argentino | Nota de Tapa Suplemento 7 Días




SOCIEDAD
Para los conquistadores era un "brebaje diabólico", para los inmigrantes de Alemania y Europa del Este del siglo XX, un desafío a la voluntad, para el pueblo guaraní, su identidad. Historia y mística desde las Cataratas del Iguazú a los Esteros del Iberá.
Por Denise Tempone (Desde Misiones y Corrientes) - Fotos: Gustavo Pascaner

El ruido era interminable. Llevaba días sonando y no había modo de alejarse de él. ¿Estaba en el cielo? ¿Venía de las entrañas de la tierra? El fuerte zumbido, que fatigaba los oídos y se volvía exasperante, obligaba a la expedición a desentrañar el misterio o entregarse al terror. ¿Qué era todo ese escándalo natural que los acompañaba hacía kilómetros? "El río da un salto y cae el agua en la tierra. Tan grande es el golpe que de muy lejos se oye; y al caer con tanta fuerza, la espuma vuelve a levantarse dos lanzas (cinco metros) y aún más".

Entre orquídeas salvajes, bromelias, helechos y arbustos, Álvar Núñez Cabeza de Vaca finalmente lograba abrirse paso en la selva para mirar incrédulo, esos enormes e incansables chorros de agua y describirlos con esas palabras en su diario de viaje. Era 1541 y aunque Cabeza de Vaca, a quien luego la corona española le otorgaría el título de "Adelantado" por sus expediciones, buscaba simplemente un atajo hacia Asunción, daba accidentalmente con las Cataratas del Iguazú. No sólo "descubría" una de las maravillas del mundo. Comenzaba a escribir, sin saberlo, un importante capítulo en la historia del mate.

Hoy, casi medio milenio después, risueños y encantados, muchos extranjeros tomarán mate por primera vez en este lugar. Tal como, 497 años antes, hicieron esos exploradores. En las cataratas, ahí donde los europeos conocieron a los guaraníes y su incomprensible brebaje, comienza la ruta de la yerba. Bienvenidos.

Una planta arisca. Si, parados en cualquier rincón de este parque o de las Ruinas Jesuíticas de San Ignacio –todos puntos del circuito matero– lográramos que las rocas hablaran, ellas nos contarían qué tan difícil fue el encuentro de los europeos con la yerba. Nos dirían que en realidad, la yerba no hizo más que canalizar la profunda incomprensión que sentían ellos sobre la civilización guaraní. "Brebaje diabólico", así catalogaron a esa bebida extraída de la exótica planta silvestre que crecía sola en la selva y que los guaraníes compartían de un mismo recipiente con una bombilla, a cualquier hora del día.

No es de extrañarse entonces que cuando en 1609 las primeras misiones jesuíticas llegaron a este preciso lugar para domesticar y evangelizar a este pueblo, hayan decidido prohibir su consumo por considerarlo promiscuo y distractor. Tuvieron que reconsiderar la medida poco tiempo después, cuando se enfrentaron a la evidencia de que el rendimiento físico de los colonizados había bajado notablemente. Entonces, por primera vez miraron al árbol yerbatero con admiración: había propiedades en él que desconocían y que debían contemplar.

Cuando finalmente intentaron cultivarla, la planta se reveló arisca. No importa cuántas semillas se plantaran, qué tanto abono se usara y cuánto riego le dieran, pocos brotes veían la luz. ¿Cómo algo que parecía crecer como un yuyo en cualquier hoyo de tierra roja de la de la provincia, ni se dignaba a romper la semilla cuando se le garantizaban todas las condiciones propicias para la vida? Habrá que esperar la visita a la cooperativa Piporé para que Ángel Horrisbersger, uno de los empleados más antiguos y ahora socio y guía de las visitas, revele el enigma. "El secreto es que la semilla crecía sólo al pasar primero por el estómago de las aves. Debido a los misteriosos procesos químicos que se daban en sus pancitas", explica con sus ojos azules posados en las plantaciones ya crecidas a los bordes de las rutas y caminos de la localidad de Santo Pipó donde se encuentra la planta. "Cuando los jesuitas descubrieron esto, comenzaron a darle de comer las semillas a las gallinas. Luego recogían sus excrementos y esperaban la germinación", explica.

Persevera y cosecharás. La técnica quedaría perdida por casi 150 años, luego de que los jesuitas fueran expulsados, por lo cual, los nuevos productores del siglo XX, deberían comenzar de cero para dar con el secreto. Soda cáustica, agua hirviendo y cenizas fueron algunos de los señuelos que se utilizaron para hacer prender la semilla. Alberto González, quien hoy supervisa la germinación de plantas de Playadito, en Colonia Liebig, vivió en carne propia el desconcierto: "probé con agua oxigenada y hasta con Coca Cola, nada funcionó", confiesa entre risas. Pero a pesar de que hoy sabe cómo hacerlas prender, no lo revelará: ninguna yerbatera revela sus trucos. Aun así, asegura que sigue siendo impredecible la germinación: de cada 100 kilos de semillas plantados, solo germinan 13. El porqué aún es un misterio.

Sin embargo, todo el esfuerzo vale la pena ya que, como afirma Ángel Horrisbersger, incluso las plantas que parecen destruidas post-cosecha, cuando ya se cortaron sus ramas, seguirán creciendo llegada la primavera. "Y lo harán durante cien años", explica, mientras disfruta la sorpresa de sus oyentes. Aunque hoy se muestra apasionado y experto, Ángel, que es técnico mecánico, asegura que nunca fue su intención dedicarse a la industria yerbatera, las circunstancias económicas lo llevaron hacia eso.

Su biografía coincide con la de la mayoría de los inmigrantes europeos que hoy son parte de esta nueva ruta y que aprendieron a quererla aunque no estuviera en sus planes. Muchos de quienes están detrás de las productoras más importantes de Misiones, y que se pueden visitar, como Aguantadora, Amanda y las mencionadas, llegaron desde Alemania, Ucrania y Polonia a comienzos del siglo XX, encandilados por la promesa de obtener campos para trabajar. Hambrientos y esperanzados, desembarcaron en Misiones y Corrientes sólo para comprobar que esas tierras a las que llamaban "campos" eran, en realidad, pedazos de selva infranqueables para la voluntad humana. Por esta razón, con el corazón roto, muchos decidieron buscar nuevos rumbos. Otros, se quedaron. Esos conquistadores y sus descendientes reciben, hoy, a los visitantes para contarles en primera persona lo acertado que fue perseverar.

Pioneros. Ya a principios del siglo XX, mientras los grupos de recién llegados se aliaban en cooperativas para lograr abrirse espacio en el monte, un poderoso empresario alemán buscaba formar un pueblo entero para conquistar una nueva industria. Su creación marca otro hito en esta ruta. Otto Bemberg tenía buenos antecedentes, su cervecería, Quilmes, venía funcionando bien en Buenos Aires desde 1893. Por eso, cuando desembarcó a pocos kilómetros de las Cataratas en 1923, a nadie le sorprendió que lograra algo inédito hasta entonces, una plantación "doméstica" de mil hectáreas y un pueblo de avanzada, con su propia estafeta postal, electricidad y hasta cine propio. Puerto Libertad se llamaba en realidad Puerto Bemberg y estaba diseñado a medida. Llegó a tener 3.500 habitantes y a ganarse la reputación de pueblo pionero. Sin embargo, casi dos décadas y media después de su fundación, Perón expropiaba al grupo y cambiaba el nombre del lugar a Villa 25 de Mayo. Más tarde, con el derrocamiento del gobierno peronista, quedaría su nombre actual, y las empresas volverían a la familia Bemberg, quienes no resucitarían la fábrica pero sí uno de los hitos de la Ruta de Yerba: la sensual posada familiar construida en los años ’40.

Hoy, como un oasis en medio de la selva, la Posada ofrece su propio puerto, una gran biblioteca, piletas naturales del arroyo Guatambú y cuenta, incluso, con su propia huerta orgánica, su bodega y su propio vivero autóctono. A sus alrededores, aún pueden visitarse las viejas estructuras de la planta que ya no funciona y obtener una foto mental casi perfecta de cómo era la vida en ese pueblo pionero.

El pueblo de Otto no es el único lugar adelantado en el circuito matero. Él no fue el único en reaccionar rápido a la incipiente industria yerbatera de principios de siglo. El español don Pedro Núñez fue aún más veloz y veinte años antes que Bemberg, es decir, hace 110 años, decidió comprar 600 hectáreas, cuando nadie entendía para qué podía quererlas. No lo hizo de intrépido, es que tenía buena información. Así lo revela su bisnieta, Nanny Núñez, quien marca otra parada obligatoria en la Ruta de la Yerba, al abrir la estancia familiar Santa Inés, en Garupá, a quienes quieran internarse en ese paraíso tropical y comer sus deliciosas invenciones a base de yerba (flanes, tortas y hasta tragos) y otras delicatessens como el chutney de mango.

"Mi abuelo se adelantó porque su amigo Carlos Thays, que había estado haciendo estudios sobre la zona, le había anticipado que se iba a poder cultivar", revela Nanny con el halo de misterio que le da haber crecido escuchando semejantes anécdotas."Él había llegado en 1880, invitado por un hermano que ya estaba acá pero aunque tuvo un almacén de ramos generales y llegó a convertirse en el dueño de una firma naviera, pionera en remontar el Paraná, decidió apostar a la yerba gracias al consejo de su amigo". No cuesta nada sentarse en alguno de los coquetísimos muebles de época que yacen a la sombra de las frondosas galerías de la estancia, e imaginarse a don Pedro y a su prestigioso amigo Thays (el arquitecto y paisajista francés a cargo de los principales parques porteños), pensando en voz alta y diseñando el futuro. En la Ruta de la Yerba fácil es perderse en esas ensoñaciones, al menos hasta que los gritos de los monos o la visita de los tucanes vuelven a traernos al presente, a través de algo inevitable a lo largo de todo el trayecto: la sorpresa. Al igual que Santa Inés, otras estancias como Santa Cecilia, Las Mercedes o Santa Bárbara, esperan impacientes a quienes acepten el desafío de recomponer el rompecabezas de la historia del mate.

Un presente fértil. La escala final llega en el norte de Corrientes, que propone una "tarde de mateada" en los Esteros del Iberá. Tal vez sea ése el mejor momento para dejar de incorporar datos y permitir aflorar las sensaciones. Tomar mate en esos lugares, dónde los pueblos originarios lo hacían, puede que sea el punto más conmovedor del camino de la yerba. Desde la Posada Puerto Valle, lugar de encuentro entre el confort moderno y el estilo autóctono, las canastas de mimbre no sólo contienen yerba, incluyen también binoculares para salir a avistar aves de todo tipo y colores. Con la calma, en los bordes de los caminos rojos, lo que parece una maraña verde, comienza a revelarse como la inteligencia suprema, y deja percibir los millones de años de adaptación de cada ser en pos de aprovechar esa especie que en un terreno tan fértil, vale oro.

La Ruta de Yerba tiene personajes, tiene historia y mística. Pero es en la admiración de la inteligencia milenaria que yace en el paisaje y en cada mate, donde se encuentra el verdadero viaje. El viaje hacia los orígenes y misterios indescifrables de nuestras tierras y aquellos antepasados que dejaron su registro en el aire, en la selva y en la yerba.


Agradecimiento: Asociación Ruta de la Yerba Mate y Operador Cuenca del Plata

martes, 15 de octubre de 2013

Reunión en la ARYM con imágenes (gentileza AGUAS DE LAS MISIONES) + Aguas de las Misiones da sus primeros pasos en la RYM (art. publicado en diferentes medios)

El viernes 11 de Octubre en la sede de la ARYM (en Posadas-Misiones) se desarrolló una intensa y productiva reunión entre los representantes de los diferentes sectores de la RYM y el socio “Aguas de las Misiones”.
Asistieron a la reunión los propietarios y directivos de la Coop. Agrícola Mixta de Montecarlo Lda. (Aguantadora-Montecarlo), Productores de Yerba Mate de Santo Pipó SCL (Piporé-Sto. Pipó), Molinos La Misión SA. (Mate Rojo-Oberá), Molinos Don Germán SRL (La Sagrada-L. N. Alem), Kraus SA (Kraus-San Ignacio), Estancia Santa Inés (Garupá), Estancia Rincón Tres Lagunas (Esteros del Iberá), Estancia San Lorenzo (Lagunas Luna y Galarza), Yerbar-Galería del Mate (Posadas), Anama Tours (Posadas), Cuenca del Plata (Puerto Iguazú), Asoc. Rural Yerbatera Argentina (Misiones), Estudio Jurídico Integral (ARYM), Galería de Arte Pos Art (Posadas), Fabricantes de Termos de Madera con Luz (G.A.E.-Gob. Virasoro) y los gerentes y directivos de Aguas de las Misiones.

La reunión contó con la presencia de medios radiales y televisivos que realizaron la cobertura de la apertura de la reunión que se inició con las cálidas palabras de bienvenida a todos los presentes, valorando el esfuerzo que significa llegar a Posadas, desde lugares tan distantes de toda la provincia de Misiones y Corrientes. Y acto seguido realizó una síntesis de todos los temas a tratar, así como también del significado y espíritu de cada tema del día.







MISIONESONLINE
Agua de las misiones da sus primeros pasos en la Ruta de la Yerba Mate

Agua de las misiones tiene menos de dos años en el mercado pero busca ganar aceptación así como lograr sinergias dentro de la sociedad misionera

Noticias del 6
Agua de las misiones da sus primeros pasos en la Ruta de la Yerba Mate
Agua de las misiones tiene menos de dos años en el mercado pero busca ganar aceptación así como lograr sinergias dentro de la sociedad misionera. Este viernes 11, tres integrantes de la firma envasadora (Aguas Misioneras) se acercaron al tradicional edificio de la Asociación Rural Yerbatera Argentina (ARYA) de Posadas para compartir un encuentro con miembros de la Comisión Directiva de la Asociación Ruta de la Yerba Mate (ARYM).
En la ocasión, el titular de la entidad, Alejandro Gruber ofició de anfitrión y pudo además de presentar al nuevo integrante de la Ruta dar a conocer los avances en  diversas gestiones que lleva adelante esta entidad.
Así, además de oír distintas cuestiones referidas a la empresa de Estado que capta y envasa agua mineral natural de primera calidad y la coloca en una gran parte del país, la ocasión sirvió para que los presentes pudieran escuchar de primera mano a los creadores de los termos de madera que vienen con iluminador Led (para cebar en la oscuridad).
Luego de las presentaciones, la encargada de Relaciones Institucionales de Aguas, Cecilia Chiaradía presentó el desarrollo de la empresa con su visión, misión y valores. Así como pudo explayarse acerca de todas las acciones referidas a la Responsabilidad Social Corporativa Ambiental. A continuación, Gladis Arenhardt como Documentalista puntualizó los elementos que constituyen el único Centro de Documentación de Aguas y Medio Ambiente de la provincia. Asimismo, el Director de Prensa Mario Pernigotti resumió la breve y prolífica actividad que viene realizando la firma que se creó por ley en 2009, pero que comenzó formalmente a funcionar en 2011.
Luego los integrantes de la familia Piris, carpinteros de Virasoro, explicaron la génesis de su invento (patentado) el termo de madera con iluminador Led.
Todo el encuentro estuvo acompañado por mates así como chipas y medialunas de yerba mate de Maná.
Representantes de Mate Rojo (Oberá), del Establecimiento Wolemberg (Alem), Establecimiento Kraus, de las cooperativas de Santo Pipó y Montecarlo así como gente de Corrientes (Viscaichipi de Carlos Pellegrini) y Puerto Iguazú (Turismo Cuenca del Plata) y de otros lugares se hicieron presentes en la ocasión. También del establecimiento Núñez y PosArt (Chiquitina Engel)
La cordialidad primó y la reunión se extendió por varias horas.

11/10/2013 | Página 16 (Nota con Audio: para escuchar en la web www.pagina16.com.ar)
POSADAS: La Ruta de la Yerba Mate promueve sus productos desde la faceta literaria
Este viernes se llevó a cabo una reunión de los miembros de la Asociación Ruta de la Yerba Mate en Posadas, donde se presentaron a los integrantes los avances en la promoción de los productos de la entidad

Alejandro Gruber, presidente de la asociación, explicó que entre las novedades: “hemos concluido la primera novela argentina sobre la yerba mate y su ruta con el editorial Universitaria argentina escrita por María Moglia”, además “tendremos una propuesta especial porque va a ser del género drama romance y va a promover la yerba mate desde la faceta literaria y artística”. La obra estará disponible a partir del 15 de noviembre y estaría acompañada por productos del sector yerbatero.

“Cata con Aguas de las Misiones y Sabor a Yerba Mate”

Gracias: Padre Romano, Padre Juan Rajimón, Sra.Vice-Rectora Alicia Martínez, Sra. Directora Cristina Corol, Prof. Ing. Carolina Valle Urbina, Maestros y Alumnos del Colegio Roque Gonzalez de Santa Cruz, Prov. de Misiones.

viernes, 11 de octubre de 2013

RUTA DE LA YERBA MATE: Acercan a los estudiantes conocimientos sobre la planta y sus propiedades


Alejandro Gruber, presidente de la Asociación Ruta de la Yerba Mate, en diálogo con la prensa comentó la iniciativa que llevan adelante en diferentes instituciones para compartir conocimiento con los estudiantes misioneros sobre as propiedades de la planta y los productos que se desarrollan con ella.

Este viernes compartieron la “Cata con Agua de las Misiones y la Yerba de la Ruta”, en el Instituto Roque González de Posadas, apoyando a la Feria de Ciencias Naturales y a los alumnos que quieren conocer sobre de la yerba, su ruta y el agua.

Por otra parte, Gruber también adelantó algunos de los proyectos a futuros de la Asociación como la escritura de una novela, la creación de la tinta a base de yerba mate y la muestra del termo con luz, entre otras iniciativas que hace a la diversificación de los productos.