“Desde el Camino de la Seda… hasta la Ruta del Vino y de la Yerba Mate en Argentina, las rutas temáticas son un atractivo sin fronteras”

Rutas temáticas: cuando la cultura y la tradición marcan el camino

Itinerarios
Desde el legendario Camino de la Seda que unía tres continentes hasta el circuito Milenium en Estocolmo, Suecia, las rutas temáticas son un atractivo sin fronteras.

  • Nora Viater
La Ruta de la Seda fue uno de los primeros trazados organizados alrededor de un propósito, una idea, un negocio. En este caso, comercializar la seda que se elaboraba en China desde el siglo I aC., aunque esta data puede ser muy anterior. Se extendía por miles de kilómetros en países de Asia, Europa y Africa y ese nombre tan sugerente surgió de la pluma del geógrafo alemán Ferdinand von Richthofen en 1877. En la otra punta de la historia, a mediados del 2000, en Estocolmo (Suecia), se creó la Ruta de Milenium, que permite imaginar en quince puntos de la ciudad –utilizada como un escenario– por dónde y cómo se movían los personajes de la trilogía policial del escritor Stieg Larsson.
Bar Kvarnen, Estocolmo
El trazado de una ruta, en términos informales, equivale a seguir una pasión, desde una religión hasta un estilo arquitectónico. Tampoco es ajeno a esta forma de viajar el marketing, un fuerte componente a la hora de fomentar el turismo. Muchos países armaron, dentro de sus fronteras y a veces compartiendo territorio con otros, una sucesión de puntos que definen un mapa. Y sobre él nos desplazamos en trenes, buses, barcos y aviones. O caminamos, literalmente.
Peregrinos
Una de las rutas más antiguas es la del Camino de Santiago, enEspaña, que además integra la lista de Itinerarios Culturales Europeos. Y para ser realistas, aunque tiene un punto de llegada, la ciudad deSantiago de Compostela no tiene un solo punto de partida ni todos los que lo hacen eligen el mismo recorrido. En estos casos, la ruta atraviesa o se cruza con otros grandes momentos de la historia antigua, como la Vía de la Plata. Y se puede partir desde SevillaGranada o Málaga, en el sur, o en el norte, desde la pequeña ciudad de Saint Jean de Pied de Fort, una variante conocida como el Camino Francés.
El Camino Primitivo, el que tomó Alfonso II El Casto en el siglo IX para visitar la tumba recién descubierta del apóstol Santiago, comienza en Oviedo y tiene 13 etapas; la más larga es de 33 km. Desde el descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago en Compostela, en el siglo IX, el Camino de Santiago se convirtió en la más importante ruta de peregrinación de la Europa medieval.
El paso de los peregrinos que llegaban desde toda Europa fue la puntada inicial para que esa región de España se desarrollara social y económicamente. La ruta de Santiago tiene su peso propio, porque además de todo lo que deja saber sobre el mundo medieval, suma cuestiones poco discutibles como la fe, el espíritu deportivo y el desafío personal con una escenografía espléndida, tanto por sus estilos arquitectónicos (románico y gótico), las historias de monjes y templarios, y los paisajes.
También se señala la peregrinación a Santiago de Compostela, en la Edad Media, como uno de los hitos para la apertura de posadas y cantinas donde abastecerse, es decir, los primeros restaurantes, y la búsqueda de nuevas rutas comerciales. Claro que desde 1993, el Principado de Asturias, por donde transcurre buena parte del Camino Primitivo, invirtió en señalización y, en las zonas más difíciles, como los bosques, la limpieza que se hizo facilita la tarea. Aunque el verde casi siempre domina el paisaje asturiano, el barro y la nieve en invierno son algunas de las dificultades que enfrentan los peregrinos que eligen este camino.
Símbolo
Las rutas temáticas son una de las claves del turismo cultural, cuando la cultura se entiende como un conjunto de ideas, tradiciones, conocimientos y expresiones de un tiempo y una sociedad determinados. Se calcula que este segmento representa un 40 por ciento de la totalidad del turismo europeo. Según el Consejo de Europa, “la idea de itinerario cultural no sólo define un recorrido real, una mera ruta sino que integra, ante todo, la idea de símbolo de un proceso de cooperación cultural”.
En nuestro país, a través de algunas iniciativas que combinan la actividad privada y la estatal, hay rutas importantes, como la del Vino o la de la Yerba Mate, entre otras. Estos trazados son “un modelo sostenible, ético y social, porque se basan en la sabiduría, el patrimonio y los usos locales”. Suelen promover destinos menos conocidos o transitados. La Ruta de la Yerba Mate es un itinerario turístico que atraviesa las provincias de Corrientes y Misiones, la gran zona productora, conociendo “una vida en verde yerba: el proceso productivo, su pasado, su presente y el de su gente con sus mitos y costumbres”, como explican los organizadores en la página www.rutadelayerbamate.org.ar.
Leé también La Ruta de la Yerba Mate
Es una ruta básicamente gastronómica, pero que permite conocer no sólo cómo se elabora este ícono argentino si no también vincularse con la naturaleza, la historia y la cultura de Corrientes y Misiones. Esta ruta representa una marca que se difunde tanto en la Argentina como en el exterior y se toma como un eje para recorrer las Cataratas del Iguazú, Moconá, las Misiones Jesuítico-Guaraníes, el Parque Temático Santa Ana, en Misiones, y, en Corrientes, los Esteros del Iberá, entre otras actividades como el turismo religioso.
Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), “los turistas suelen seguir una ruta que enlaza diferentes atracciones y servicios turísticos viajando en coche, autobús, en barco o en tren, incluso a pie y en bicicleta u otros medios. La ruta puede ser lineal y llevarles desde un destino que se considera el principio de la misma hasta un destino final, o bien una ruta circular que conecta varios destinos”.
Algunas rutas son rigurosas, y muy probablemente el viajero encuentre en el camino todo aquello que soñó, como en el Itinerario Mozart, que comprende más de 200 ciudades, o los Lugares y Rutas Hanseáticas, sobre los antiguos comerciantes del mar Báltico.
La Ruta Maya es otro buen ejemplo del viaje por varios países, siempre alrededor de un eje temático. Para conocer de cerca el legado maya en Mesoamérica, hay que contemplar que se desarrolla en cinco países: México, Guatemala, El Salvador, Belice y Honduras. Y también que hay sitios que son accesibles y turísticos y otros más remotos, a los que se accede con mayor dificultad o cuentan con menos infraestructura. Esta ruta para visitar los sitios arqueológicos más importantes, como Chichén Itzá, Calakmul, Palenque, Tikal, Casa Blanca, Caracol y Copán, entre otros, se puede hacer tanto en bus como en avión, al menos para cubrir los tramos más largos.
Pero hay otras, nacidas más del marketing que de la ciencia o la historia. En 2004, la ruta del Código da Vinci, basada en el best-séller , y una de las novelas más leídas de los últimos tiempos, de Dan Brown, llevó a multitudes de curiosos a París, Londres y Edimburgo (Escocia). El itinerario partía del hotel Ritz y continuaba en el Museo de Louvre, la iglesia de Saint Sulpice y los Jardines de las Tullerías, entre otros sitios clave de París.
En una de las salas, la de la Mona Lisa, la policía encuentra el primer cadáver, que da pie a la historia que termina –después de pasar por Londres– en la Rosslyn Chapel, en Edimburgo. Hubo cuestionamientos a la veracidad y a la forma en que fueron usados lugares y símbolos, pero la ruta fue exitosa, casi tanto como el libro y la película.
Todo cambia, hasta la forma de encarar una ruta temática: desde 2011, la ciudad china de Chongqing está conectada por tren con Duisburgo (Alemania). Es un largo tramo de la vieja Ruta de la Seda.


Comentarios

  1. Tive o prazer de pedalar por Corrientes-AR e Posadas-AR nas minhas férias do trabalho em julho e percorrer parcialmente a "Ruta Yerba y Mate" muito obrigado, irei compartilhar com amigos do Brasil a ótima experiência e aprendizado sobre o Mate argentino... ciclo-abraços joãozinho

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DIA DE LA TRADICIÓN: "Valoración del mate en el Martín Fierro" por Javier Arguindegui “Aguará-í”

Sanas Costumbres Argentinas de la Ruta de la Yerba Mate y Andrés!

Mate Rojo con la ARYM y marca RYM se extiende por el país y el mundo