Reckziegel, gerente de Cooperativa Montecarlo: “La industria yerbatera no compra Lebacs, pero mira con mucha preocupación este nivel de tasas”

14 Mayo, 2018 12:06 pm | Economis
Hugo Reckziegel es el gerente general de la Cooperativa Agrícola Mixta de Montecarlo, la novena industria yerbatera del mercado argentino con las marcas Aguantadora y Sinceridad, y dialogó con Economis sobre los efectos que pueda tener esta crisis financiera en la actividad.

El jueves trazó un panorama de los efectos que puede tener esta suba del costo del financiamiento en un rubro que demanda mucho capital para poder comprar y almacenar la yerba en los enormes galpones.

“Poner a estacionar 10 millones de kilos tiene un costo de unos 250 millones de pesos, inmovilizados por un año al menos”, graficó, sobre los números que maneja una yerbatera líder.

Reckziegel afirmó que para cualquier industria se volverá muy costoso comprar y almacenar, tanto para las que deben recurrir a bancos, como para las que lo hacen autofinanciándose, “porque todos miramos lo que se gana en el mercado financiero y hacemos las cuentas”, dijo, refiriéndose al llamado costo de oportunidad.

“Es de público conocimiento que la industria molinera tiene una deuda grande con el sistema financiero que alcanza los 2.100 millones de pesos entre las más grandes”, explicó Reckziegel.

Para este nieto de uno de los fundadores de la cooperativa, esta deuda se contrajo cuando las yerbateras “trataron de mantenerse en el mercado cuando las condiciones económicas no eran muy favorables. Invirtieron mucho dinero y lamentablemente ese mercado no les dio la renta como para justificar la inversión”, explicó.

Si bien Reckziegel no lo dice, quizás porque es el tipico hombre del interior y de la producción, que solo sabe de trabajo, la alternativa que queda flotando es cruda: el que apuesta a la producción y al trabajo pierde, en una Argentina donde los rendimientos financieros están muy altos.

El montecarlense explicó que ellos no tienen “felizmente” deuda con los bancos, ya que se financian con capital propio y pagándole a sus asociados a plazo y luego “compensándolos con la distribución de utilidades”. Pero esto no quiere decir que están exentos de los vaivenes económicos.

“Nosotros trabajamos con 14 meses de estacionamiento, es mucho dinero que se necesita, y claro, cualquiera que lo financie con capital propio tiene que hacer todas las cuentas, también calcula lo que deja de ganar en el mercado financiero con estas tasas de interés”, explicó, sobre lo dificil que es tomar decisiones en este período de turbulencias.

“Estamos todos preocupados por este momento, esperemos poder solventar esta crisis porque la gran pregunta es después de esto, ¿qué? Preocupa muchísimo la incertidumbre, la fragilidad, no ves la luz al final del túnel, tenés que tomar decisiones y es preocupante, y te hace pensar y consultar y analizar seriamente cada una de las decisiones que se toman”, señaló.

La novena yerbatera del mercado

Con las marcas Aguantadora y Sinceridad, la Cooperativa de Montecarlo es la 9° yerbatera con un 3,4% de participación. El principal mercado de estas marcas es Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Además, exporta a Chile, Líbano, Polonia y Estados Unidos unas 500 toneladas anuales. En el 2017 despachó yerba envasada por 8,7 millones de kilos.

“Estamos expandiéndonos lentamente, en Misiones empezamos a comercializar hace dos años donde estamos teniendo una penetración del mercado interesante”, señaló.

-¿Cómo esta el negocio yerbatero?

-El año pasado con la importante caída de hoja hizo que los precios de oferta y demanda se hayan nivelado, eso hace que se hayan trasladado un poco los precios a góndola que venían bastante deprimidos, la situación parecida se da este año ya que la situación tampoco va a ser la esperada lo que mejorar los precios en góndola y pagar precios oficiales. Si Dios quiere y el negocio da los frutos que queremos, podemos estar distribuyendo excedentes entre nuestros asociados.

-¿El año pasado fue de baja rentabilidad?

-El año 2017 fue de baja rentabilidad porque la competencia fue muy dura, el mercado yebatero es de una competencia muy rigurosa y obliga a ser asertivo en cada medida que uno toma. La competencia es muy dura, muy cruel, se compite con empresas de primerísimo nivel nacional así que tenemos que ser muy cuidadosos y asertivos en los temas que tocamos.

-¿Hay un cambio de tendencia en el negocio, mirarlo desde el punto de vista de la calidad más que desde el precio a la hora de ganar posiciones en el mercado?

-Nosotros hace diez años que cambiamos el paradigma, nos dedicamos a vender productos de calidad y venderlos a un precio diferencial, no buscamos volumen sino crecer en el mercado para que la gente nos elija, nuestra zona es muy matera y de mucho mate amargo, al no mezclarlo con hierbas, azúcar ni ninguna cosa extraña, el sabor debe ser homogéneo y permanente.

-¿Cómo se apuesta a la calidad?

-Se debe trabajar desde el mismo productor, ahí comienza. Hay que certificar buenas prácticas de manufactura, ser eficientes y tener un producto de calidad, el secadero es fundamental, los depósitos son fundamentales, por el estacionamiento que en nuestro caso como mínimo es de 14 meses. Nosotros no usamos proceso de maduración acelerada, tenemos una molienda gruesa con bajo contenido de polvo. Privilegiamos estos temas y nos ha ido bien. Y la idea es continuar creciendo pero sin descuidar el tema de la calidad porque creo que ahí esta la realidad del éxito.

-¿Cómo esta el productor? Ustedes tienen más de 500 productores en su cooperativa, en su mayoría pequeños.

-El productor yerbatero en lo que hace a nuestra zona, decimos que el productor debe tecnificarse, debe introducir nueva tecnología, manejo planta, manejo suelo, fertilización aquellos que eligieron ese camino van a estar mejor posicionados que aquel que no hizo nada, el productor que produce entre 8 y 10 mil kilos por hectárea puede vivir de la yerba mate, convengamos que ningún pequeño tiene solo yerba, nosotros tenemos fabrica de producción de fécula de mandioca. Este año es un extraordinario negocio para el productor, estamos pagando entre 4000 y 4200 pesos la tonelada de mandioca, interesante alternativa para el productor (Nota de la redacción: hace poco cerraron un acuerdo con Arcor para venderle parte de la producción).

-¿Qué le pareció el laudo de Agroindustria sobre el precio?

-Fue un precio lógico para lo que se dijo en su momento, por ahí el productor no está conforme con el precio final, pero era lo que se tenía que hacer en ese momento.

-¿Qué opinión tiene sobre el precio de la yerba en góndola?

-Hoy un kilo de yerba debería estar por arriba de los 100 pesos para que toda la cadena reciba el justo pago por su esfuerzo.

-¿Por qué a la industria le cuesta tanto ponerse de acuerdo o apuntar a llegar a este precio?

-Por los celos lógicos de tener miedo de perder posicionamiento del mercado.

-¿Qué le parece la mesa de competitividad yerbatera que armó Luis Etchevehere, cree que sirve para algo?

-Este…es una herramienta más. Pero no creo que solucione el tema de fondo.

-¿Qué le parece la idea que impulsa el Gobierno Nacional de desregular el precio de la yerba?

-Hay posiciones encontradas en nuestro propio movimiento cooperativo, están los que creen que es imprescindible, después hay otros que dicen que no debería estar regulada porque le resta competitividad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DIA DE LA TRADICIÓN: "Valoración del mate en el Martín Fierro" por Javier Arguindegui “Aguará-í”

Se potencia la producción y el turismo gracias a las empresas de la Ruta de la Yerba Mate!

Las Vegas-USA maravillada con Cataratas y el mate de la Ruta de la Yerba Mate