La Ruta de la Yerba Mate llegó al Parque Temático de la Cruz del Cerro Santa Ana

Con el objetivo de integrar el Parque Temático de la Cruz, a la gran Ruta Argentina, el Presidente de la ARYM se reunió con el Chef Iván Ortega, encargado del área gastronómica del Parque y con la Srta. Amelia Thomas, encargada del área comercial del Parque.

Los guías de turismo, informantes, personal de seguridad, de los drugstores, de negocios de artículos artesanales, y encargados del lugar; recibieron una capacitación directa, acerca del producto Ruta de la Yerba Mate, en aras de fortalecer la promoción compartida de los atractivos, bienes, productos y servicios que forman parte de la RYM como Marca paraguas y nexo de integración de los ejes estratégicos de Misiones y Corrientes.

Se informó acerca de la Yerba Mate, su producción, formas de elaboración, proceso de elaboración, tipos de secanza, molienda, sabores.

Los guías e informantes (como también el personal en general) del parque recibieron información precisa, sobre los lugares de la RYM donde se puede pernoctar, probar el Menú en base a Yerba Mate, realizar paseos, excursiones, travesías, visitar plantaciones de Yerba Mate y conocer los Establecimientos Yerbateros de la ARYM.

Finalmente, se atendió a distintas familias de turistas de la provincia y de otros lugares de la Arg. y el exterior, que querían saber sobre los secretos de la Yerba Mate, y recomendaciones sobre Estancias y Establecimientos Productores de Yerba Mate.

El Parque Temático de la Cruz se encuentra sobre el cerro Santa Ana, a 360 metros de altura sobre el nivel del mar. Se desarrolla en un predio de 57,5 hectáreas de puro monte nativo misionero, con saltos de agua, especies arbóreas autóctonas, aves de la zona, miradores naturales y atractivos particulares. Un espacio que conjuga naturaleza en estado puro con arquitectura en equilibrio perfecto, facilitando los accesos y recorridos a través de senderos y veredas.

El Parque goza de una privilegiada ubicación panorámica, lo que garantiza una excelente visibilidad del paisaje desde todos los ángulos, articulando plenamente el edificio principal con una serie de actividades previstas para los visitantes.
El  Parque propone en primer lugar el contacto directo con la naturaleza a través del acceso a una vista privilegiada de la selva paranaense desde un mirador de 82 metros de altura sobre el cerro, convertido en el "ojo de la selva". Además invita a realizar recorridos a través de senderos por el monte natural, actividades al aire libre, celebraciones religiosas ecuménicas, eventos culturales, observación del paisaje (aprovechando la altura del Cerro), avistaje de aves y un conocimiento particular de la flora y la fauna del lugar a partir de la particular infraestructura prevista para tales fines.

La Cruz es un conjunto arquitectónico con balcones que permiten acceder a vistas panorámicas desde distintos ángulos.

El edificio principal es de hormigón armado, de 30 metros, equivalente a un edificio de 10 pisos de altura. Sobre el coronamiento de este edificio se erige la cruz, una estructura metálica de 52 metros, con lo que el conjunto alcanza los 82 metros de altura. La gran cruz fue construida con perfiles metálicos galvanizados en caliente, adoptando la forma de una típica cruz latina. Los brazos de la cruz alcanzan los 29 metros de desarrollo total, en tanto que la sección transversal de la estructura es de 25 metros cuadrados.

El edificio de la base de la cruz abarca 3000 metros cuadrados de superficies cubiertas, incluyendo terrazas y miradores. Exteriormente presenta formas elípticas, ya que el objetivo fue generar rampas de circulación externa que facilitan el acceso a diferentes niveles de miradores, logrando el disfrute de múltiples visuales panorámicas por encima dela altura máxima de la vegetación circundante. Las distintas orientaciones cardinales de los miradores y terrazas posibilitan la contemplación del entorno en todas las direcciones. Contiene además dos ascensores, uno interno y el otro externo, posibilitando además de las escaleras, formas alternativas de recorrido hasta llegar a los 82 metros finales de altura.

La iluminación de la cruz genera otro espectáculo, que comienza cuando se retira la luz del sol. Parrillas de leds de colores intensos van modificando la visión y alternando los colores del edificio logrando un efecto visual espectacular.

El edificio de la cruz ofrece alternativas para el disfrute de eventos y jornadas. En su interior se encuentra el "Teatro de la Selva", un anfiteatro con un escenario propuesto para espectáculos de jerarquía, equipado con tecnología de última generación en materia de acústica e iluminación.

Una galería de exposiciones completa el complejo del edificio principal, que además contiene servicio gastronómico y sanitarios.

Senderos
Propone un recorrido de 600 metros a través de un sendero abierto en el monte nativo, con dos posibles interpretaciones alternativas o en simultáneo.

El recorrido "interpretativo" permite identificar especies, disfrutar de los sonidos únicos de la naturaleza, así como visualizar el ambiente autóctono de vegetación, especies animales y vertientes naturales.

El recorrido "religioso" ofrece la posibilidad de recorrer 7 estaciones para la oración y la reflexión del peregrino.

Mariposario

El Parque de la Cruz inauguró es el primer Mariposario de Misiones, con una infraestructura adecuada para la producción y exhibición permanente de mariposas misioneras.

En el interior se recrean las condiciones óptimas para la supervivencia y reproducción de especies del cerro Santa Ana. Con un doble propósito, el disfrute y la educación, allí se puede observar a las mariposas en vuelo y al mismo tiempo aprender cómo se alimentan y reproducen.

En el laboratorio montado en su interior, es posible obtener toda la información sobre el proceso de su fascinante ciclo de vida: huevos, larvas, pupas hasta convertirse en mariposas adultas.

El Mariposario brinda al público la posibilidad de vivenciar, en cualquier época del año, un acercamiento a las especies de mariposas que habitan particularmente el cerro Santa Ana. Es un espacio inspirado en la naturaleza propia del lugar, con su fauna y elementos florísticos, que no permanece estático, sino que evoluciona con el tiempo, junto con las mariposas.

Para sostener el Mariposario se construyó un vivero que produce las plantas hospederas y melíferas necesarias para el consumo de cada especie de oruga de mariposa.

Las especies que pueblan el Mariposario del Parque Temático fueron seleccionadas a partir de un trabajo de relevamiento específico llevado a cabo por especialistas que identificaron las especies de la zona. Se tuvieron en cuenta criterios y factores como su vistosidad (color y forma), su comportamiento (activo, pasivo), su ciclo de vida (corto, largo), su abundancia en el área y los conocimientos disponibles sobre su crianza y su alimentación.

El visitante, al trasponer el portal del Mariposario, ingresa a su mundo, donde puede observarlas en sus distintos estados, cómo viven, de qué se alimentan y disfrutar de su vuelo casi artístico.

Orquideario

En un ambiente que recrea las condiciones de su hábitat natural, el Orquideario del Parque es una muestra permanente de especies terrestres y epífitas rescatadas en la zona y reproducidas luego con el doble objetivo de exhibirlos y repoblar el cerro. El lugar propone informar al visitante sobre la gran diversidad de orquídeas presentes en la zona, cómo cuidar y cultivar estas plantas y cómo conservarlas en la naturaleza.







Comentarios

Entradas populares de este blog

DIA DE LA TRADICIÓN: "Valoración del mate en el Martín Fierro" por Javier Arguindegui “Aguará-í”

Sanas Costumbres Argentinas de la Ruta de la Yerba Mate y Andrés!

Compartimos Stickers del Mate para Whatsapp de nuestros amigos de la Ruta!